© 2016 Zen Chile. Dojo Zen de Santiago.

  • Facebook App Icon
  • Instagram Social Icon

¿Qué es el zazen?

El secreto del Zen consiste en sentarse, simplemente, sin finalidad alguna ni espíritu de provecho, en una posición de gran concentración. Esta forma desinteresada de sentarse se llama za-zen; za significa sentarse y zen meditación, concentración. La enseñanza de la posición, que es transmisión de la escuela Zen, tiene lugar en un dojo.

La práctica del za-zen es de gran eficacia para la salud del cuerpo y del espíritu, que se encaminan a su condición normal. El Zen no puede enmarcarse en un concepto, ha de ser practicado; es, esencialmente, una experiencia. No se subestima la inteligencia, sólo se busca una dimensión más alta de la conciencia no ceñida a una visión unilateral de los seres y de las cosas.

El sujeto está en el objeto y el sujeto contiene al objeto. Se trata de sobrepasar, con la práctica, todas las contradicciones, todas las formas de pensamiento.La expresión filosófica del budismo Zen no tiene nada que ver con un sistema de pensamiento apremiante y rígido; por el contrario, es la transmisión de conceptos que proceden de una experiencia milenaria y cambiante a la vez: la del despertar.La idea clave es Aquí y Ahora; lo que importa es el presente.

La mayoría de las personas tienden a pensar, angustiadamente, en el pasado o en el futuro, en vez de estar completamente atentas a los actos, palabras o pensamientos que se suceden en el momento. Estar presente en cada gesto, concentrarse Aquí y Ahora, ésta es la lección Zen. A ella podemos añadir la fórmula sentarse (shikantaza) simplemente, gratuitamente, sin fin determinado ni espíritu de provecho (mushotoku).

El maestro Dogen decía:“Aprender Zen es revelarnos,revelarnos es olvidarnos,olvidarnos es desvelar la Naturaleza de Buda, nuestra naturaleza original.”Volver al origen. Comprendernos a nosotros mismos. Conocernos profundamente. Encontrar nuestro verdadero yo. Esencia eterna de todas las religiones, de todas las filosofías, fuente de sabiduría, agua viva que brota de la práctica regular del za-zen.

Texto extraído del libro “La práctica del Zen” de Taisen Deshimaru.

Dojo Zen de Santiago
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now